21 de febrero de 2013

Respirar por la herida (Víctor del Árbol)

Datos técnicos
Título: Respirar por la herida
Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Alrevès
Primera edición: Febrero de 2.013

Sinopsis
Acaso sea el azar el que nos arrebata aquello que más amamos, pero puede que todo lo que nos ocurre no sea sino el resultado de nuestros propios actos. 
Éstas son las preguntas que atormentan a Eduardo, un pintor para quien nada tiene sentido tras la muerte de su mujer y su hija en un accidente de coche. 
Una famosa violoncelista, Gloria Tagger, le dará una razón para seguir viviendo al contratarlo para pintar un cuadro: el retrato de Arthur, el autor de la muerte de su hijo. 
Aceptar ese reto desencadena una cascada de sentimientos que durante muchos años han permanecido ocultos.

Autor
Víctor del Árbol, nacido en Barcelona en 1.968, es autor de las novelas El peso de los muertos, con la que ganó el premio Tiflos de Novela en 2.006; El abismo de los sueños (no publicada), finalista en 2.008 del premio Fernando Lara; y La tristeza del samurái (2.011), que ha sido un éxito nacional e internacional.
Traducida a una decena de idiomas y best seller en Francia, cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios. Entre ellos, Le Prix du Polar Européen 2.012 a la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicación francesa Le Point, galardón que obtuvieron, en anteriores ediciones, Philip Kerr y Arnaldur Indridason, entre otros.


Argumento
Gloria A. Tagger, una virtuosa violoncelista, contrata a Eduardo Quintana, un pintor hundido en una profunda depresión por la pérdida en un accidente de tráfico de su mujer y su hija varios años atrás, para que pinte un retrato.
Pero no de su hijo Ian, que falleció atropellado; quiere que retrate a la persona que lo mató: Arthur.
Lo que ninguno de los dos sospecha es que cada pincelada de Eduardo irá abriendo una puerta diferente y que esas puertas hubiese sido mejor que permaneciesen cerradas y no haberlas abierto jamás.


  • La única experiencia radical posible con la que hay que contar es la muerte, murmuró, recordando las palabras de consuelo de un amigo en el entierro. Palabras de consuelo que no consuelan, amigos que dejan de serlo. Paisajes que borran los vestigios de una tragedia. Dalias sin olor, sin color.
  • En pocos segundos lo habían destrozado, pero todavía respiraba. Un hilo de sangre le brotaba de la boca y brillaba al entrar en contacto con la lluvia. Miraba al cielo y, a pesar de estar agonizando, sonreía con un gesto benevolente; luego estiraba la mano y abría los dedos, cerrándolos a continuación en un puño que no era amenazante, sino más bien la voluntad de asir el aire, de tirar de él para seguir respirando.
  • - Perder a un hijo es como que te amputen una parte de tu cuerpo, una parte fundamental que a pesar de haber desaparecido sigue doliéndote como si siguiera dentro de ti. Como el dolor somático que siente usted en las terminaciones necróticas de su rodilla. Seguro que sabe de lo que le hablo.

Opinión personal
Conocí a Víctor del Árbol hace poco menos de dos años cuando leí La tristeza del samurái, que inmediatamente se convirtió en uno de mis libros favoritos (recuerdo que pasé meses y meses recomendándoselo a todo el mundo).
Estaba deseando que saliese una nueva novela suya, porque, aunque sabía que no iba a ser del mismo estilo, estaba convencida de que me iba a encantar. 
El lunes, cuando llevaba aproximadamente 1/4 del libro leído, puse un tuit diciendo que Respirar por la herida era muy bueno, pero que el anterior era mejor. Y como rectificar es de sabios, aquí va la mía: ambas novelas son igual de buenas, impresionantes, pero cada una a su manera.
Os adelanto que cuando cerré el libro me quedé muda, en estado de shock, y eliott se asustó y pensó que me pasaba algo; me había dejado completamente impactada, porque son historias muy duras, incluso algunas brutales, descarnadas...
La portada, que no me atrae (generalmente las de esta editorial me vuelven loca, sobre todo la de La tristeza del samurái que yo tengo), es un fragmento de un cuadro del Thyssen de Lucian Freud que se titula Reflejo con dos niños (Autorretrato), con el que se nos va adelantando algo de lo que nos encontraremos dentro: tenemos que mirar la obra de abajo hacia arriba para poder llegar a los ojos del retratado y el gris predominante simboliza para mí que nada es blanco o negro, que todo tiene muchísimos matices.
El título me resulta desgarrador y una vez que conoces el conjunto completo queda clarísimo: hay veces en las que duele tanto vivir, que solamente podemos respirar por nuestras cicatrices, que son las que nos recuerdan que debemos seguir adelante. Cuando perdemos a un ser querido de una manera violenta, esa persona no es la única que muere: su fallecimiento convierte a todos los que "se quedan" en muertos en vida. Y cada uno canaliza ese dolor como buenamente puede: ¿quién me dice a mí que yo no haría lo mismo si me encontrase en esa situación?.
Son muchos los temas tratados en el libro, pero yo resaltaría, sobre todos ellos, la maldad, aún más que la venganza, que es la que mueve a todos. No quiero decir con esto que todas los personajes que aparecen lo sean; me refiero a la maldad en el más amplio sentido del término, el mal en estado puro; esa herida del título, en algunas ocasiones, supura "veneno".
Ambientada en Madrid y sus alrededores, durante un período de cinco meses (aunque el que abarca la novela nos retrotraiga hasta la Segunda Guerra Mundial), está estructurada en un prefacio, veintiséis capítulos y un epílogo.
Escrita en tercera persona, por un narrador omnisciente multiselectivo (gracias al cual sabemos en cada momento lo que piensa y siente cada actor), siguiendo un orden cronológico discontinuo, con una temporalización anacrónica retrospectiva (el autor va intercalando las vidas presentes y las pasadas para que las entendamos en su conjunto), el estilo está muy cuidado, aunque sin florituras de ningún tipo y  con una gran abundancia de metáforas (que, por cierto, a mí me suelen disgustar bastante, pero no me han resultado nada pesadas).
La trama, complejísima, formada por varias subtramas (el autor es un gran contador de historias),  está perfectamente imbricada, como las vidas de todas las personas que aparecen en la obra, que parecen estar unidas por lazos invisibles, como si todo fuese fruto de una sucesión de casualidades.
El ritmo es medio, sin altibajos, para que podamos deleitarnos en la prosa del autor, y a pesar del predominio de la narración sobre los diálogos, con la utilización de algunos giros argumentales y del corte de las escenas en lo más interesante para intercalar otra historia, nos mantiene aferrados a sus páginas y a una intriga de la que tenemos necesidad de saber el porqué, no el quién, que es casi anecdótico.
Los personajes de esta novela coral, en la que no hay ningún protagonista destacado, todos lo son, magistralmente perfilados, como acostumbra Víctor, porque a él no le gustan los de "cartón-piedra". Y aunque no he conseguido empatizar con ninguno, al final he logrado entenderlos a todos y los motivos que los han llevado a actuar de esa manera o de aquella otra.
Todos son poliédricos, con múltiples aristas, con su dolor, con su odio, con su sed de venganza; todos tienen heridas sin cicatrizar: algunos físicas, otros internas, que no se ven y que son las que más duelen.
No puedo hablar de ninguno en concreto, porque sus vidas y sus historias son parte fundamental del argumento y como son y por qué actúan como lo hacen son los andamios que sustentan los mimbres de la novela.
Los escenarios y ambientes bien logrados. Aunque se desarrolla en Madrid, no describe sitios concretos, sino lugares que pueden encontrarse en cualquier ciudad de cualquier país del mundo. Algunas escenas (como la torturas de la DINA, por ejemplo, o la relacionada con los nazis) son de una crueldad y una brutalidad que pone los pelos de punta, pero son totalmente necesarias para que podamos comprender.
El desenlace es, simplemente, magistral. Cuando estaba terminando pensé, como siempre cuando un libro me tiene tan absorbida: ¿y ahora cómo va a ser capaz de ponerle un broche creíble a la historia y que sea lo suficientemente impresionante para estar a la altura?. Pues no solamente lo ha hecho: ha superado todas mis expectativas, igual que lo hará con las tuyas si aceptas mi recomendación.
¡¡¡NO TE LO PIERDAS, PORQUE ES I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E!!!


  • En ocasiones el dolor sólo puede llevarse por dentro.



Valoración: 10

Leído el 19 de Febrero de 2.013





Montse Martín 


Esta reseña participa en el reto:




58 comentarios:

  1. Madre mía, un diez. Me sentiría culpable si lo pasara por alto.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Caminante!
      Es un NOVELÓN. Si tampoco has leído "La tristeza del samurái", te lo recomiendo.
      Besindios.

      Eliminar
  2. No conocía a este autor. Con tu reseña está claro lo que tengo que hacer, conseguir las dos novelas. Por lo que cuentas en la reseña, ésta me va a interesar muchísimo, me gusta el argumento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Enzo!
      Desde ya te digo que te van a interesar las dos. Me juego contigo lo que quieras.
      Besindios.

      Eliminar
  3. Estoy ahora mismo con ella, Montse, aunque también es verdad que no llevo más de setenta páginas y poco te puedo contar. Pero no me he podido resistir a conocer tus impresiones, porque se intuye todo lo que cuentas, tanto en lo referente al estilo del autor como en la manera de ofrecernos la historia, en un tono medio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Kayena!
      No necesita ser un "pasa-páginas" para tenernos con los ojos pegados al libro. Seguro que ya estás atrapadísima.
      Besindios.

      Eliminar
  4. Demasiado para mí, sólo con la reseña ya me has puesto los pelos de punta y el título es brutal. No me extraña que te quedaras en shock. Pobre Elliot, menudo susto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Norah!
      Esta novela no es para ti. Igual que otras te digo que sí, aquí lo tengo clarísimo. Si a mí que no se me menea la pestaña por nada me dejó así, a una persona menos dura la puede dejar k.o.
      Pero léete "La tristeza del samurái", que no es así.
      Besindios.

      Eliminar
  5. Pues me llevo tu recomendación. No conocía ni el autor ni el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, albanta!
      Llévate las dos recomendaciones, porque son fabulosas, ambas, cada una a su manera.
      Besindios.

      Eliminar
  6. Hola Montse. Voy a echarle un vistazo a "La tristeza del Samurai", ya que es uno de tus libros favoritos. Me has dejado muy intrigada
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marian!
      De mis libros favoritos, sin ninguna duda. Aunque la trama es más "liosa" que la de éste, para mí es mejor libro, de 12.
      Besindios.

      Eliminar
  7. Desde luego que la portada de este libro no es de las que llama a comprar el libro. En este momento no es la lectura que más me atrae, pero por lo que nos has contado no es para nada una lectura descartable, así que tomo nota para más adelante. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Concha!
      Algunas veces las editoriales se equivocan con las portadas.
      No es que no sea descartable, es que es más que recomendable.
      Besindios.

      Eliminar
  8. La verdad es que no nos llama (lo cierto es que, personalmente, por lo que cuentas en tu reseña da hasta un poco de mal rollo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No da mal rollo, porque aunque sea brutal creo que es lo que todos haríamos en las situaciones que viven los protagonistas.
      Besos.

      Eliminar
  9. Con esa valoración lo menos que peudo hacer es conseguirlo. Además, tengo mucha curiosidad por leer la obra, el tema tratado me llama mucho la atención.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, L.I.M.!
      Trata muchísimos temas, algunos de actualidad, pero no los puedo mencionar porque "destriparía" media novela. He hablado solamente de los generales.
      Besindios.

      Eliminar
  10. I-m-p-r-e-s-i-o-n-a-d-a me has dejado con tú reseña, había leído otra, pero no me llegaba (y sinceramente su portada no me gusta),pero quiero intentar encontrarla porque creo que me gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Susana!
      Me alegro que ésta te haya llenado y te decidas a leerla.
      La portada es "espantosa", pero el contenido es muy bueno.
      Besindios.

      Eliminar
  11. Impresionante tu reseña!!! Como bien dice Caminante.... Imposible dejarla pasar tras leer tu opinión!
    Ya la tengo anotada en la lista de "me lo pido" y con carácter de prioridad!
    Gracias por tu estupenda reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina!
      Muchas gracias a ti, siempre.
      Mi opinión, como la de todos, es subjetiva, pero si pongo un 10, es porque tengo clarísimo que no me estoy equivocando.
      Besindios.

      Eliminar
  12. Últimamente siempre me dejas con muchas ganas de leer el libro en cuestión, de este autor ya tengo anotado La tristeza del samurai pero es que este también tiene una pinta estupenda, así que no tendré más remedio que hacerme con él
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tatty!
      Últimamente estoy teniendo una suerte bárbara, porque todo lo que cae en mis manos (salvo una excepción), es fantástico.
      "La tristeza del samurái" a mí me gustó mucho más, esa es de 12. Pero "Respirar por la herida" es un NOVELÓN.
      Besindios.

      Eliminar
  13. Me dejas con muchísimas ganas de leerla. Ya había leído la reseña de Mientraleo y me había resultado interesante (a pesar de que la portada me resulta más bien desagradable) pero tu entusiasmo es contagioso.
    Tomo nota también de la tristeza del samurai que tampoco lo conozco para indagar un poquito más.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jara!
      Muchas gracias por lo del entusiasmo. Es algo muy bonito. Ne alegraste un día asqueroso.
      No dejes de leerlos.
      Besindios.

      Eliminar
  14. Amén
    El comentario de hoy era fácil
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mientras!
      El amén era fácil en esta pedazo de novela. Es difícil no estar de acuerdo cuando algo es magistral.
      Besindios.

      Eliminar
  15. Tiene muy buena pinta y con semejante recomendación no soy capaz de resistirme.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, InésM!
      Es estupendo. Y hasta ahora parece que todos estamos de acuerdo.
      Espero que te guste.
      Besindios.

      Eliminar
  16. Hola Montese,
    Es que no conozco nada de nada de literatura española contemporánea. Le estoy poniendo remedio pero aún me queda. Dejaré descansar los clásicos y la literatura de por ahí jajaja. Este me parece interesante aunque la reseña tiene que ver jeje. Un besindio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yossi!
      Pues hay algunos libros que deberías conocer, aunque otros mejor dejarlos pasar...
      Os envidio a los que leéis a los clásicos ahora. Los leí tan jovencita (y por gusto) que ahora, salvo excepciones, no me apetece releerlos.
      La reseña no está a la altura del libro, pero muchas gracias.
      Besindios.

      Eliminar
  17. Vaya pedazo de reseña! Como para no querer leer el libro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari!
      ¡Me váis a sacar los colores! Como he dicho anteriormente, tuve un día peor que malo, pero vuestros comentarios lo hicieron estupendo.
      Besindios.

      Eliminar
  18. Pues otro que me llevo (últimamente das siempre en el clavo)

    Como tú, conocí a Víctor del Árbol con "La tristeza del samurái" y me cautivó por completo con la historia. Así que esta no la puedo dejar pasar, vistas además las opiniones.

    La portada es tremenda, por cierto.

    Besines!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rober!
      Algún día no acertaré y vendrás a pegarme la bronca :(((
      "La tristeza del samurái" tiene una trama más "farragosa" (conozco a varias personas a las que se le hizo pesada), pero a mí me parece mejor libro (o que me identifiqué más con el personaje principal).
      La portada es tremenda... mente horrible.
      Besindios.

      Eliminar
  19. Este sí que va a caer.

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Natalia!
      No puedes perdértelo, porque es un NOVELÓN.
      Besindios.

      Eliminar
  20. ¡Menuda pinta tiene el libro! La verdad que con tu reseña me has dejado con ganas de más, de conocer más y sumergirme en la novela. Desde luego y gracias a tus cinco plumas, me lo apunto.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María!
      Pues voy a sortear dos ejemplares en breve. No te lo pierdas!!!
      Gracias a ti, siempre.
      Besindios.

      Eliminar
  21. La verdad es que parece un libro muy interesante =)
    No me importaría leerlo!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Shorby!
      Es muy bueno, un novelón.
      En breve haremos un sorteo de dos ejemplares.
      Besindios.

      Eliminar
  22. Puff, menuda reseña. Tengo pendiente La tristeza del samurái, y veo que éste también me lo tengo que leer, sí o sí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Teresa!
      Soy más de "la tristeza" que es uno de mis favoritos, pero "Respirar por la herida" es un novelón.
      En breve sortearemos dos ejemplares. No te lo pierdas!!!
      Besindios.

      Eliminar
  23. Impresionante tú reseña. No conocía nada de este autor, pero este me lo leo ya. Parece un libro triste y para mi que hay que leerlo teniendo un nivel de ánimo cuanto menos estable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz!
      Bienvenida a tu casa. Además, eres especial, porque haces el número ¡¡¡400!!!
      No es un libro triste, es muy duro.
      Besos.

      Eliminar
  24. Tremenda y fabulosa reseña, te felicito. Habí oido hablar del autor por" La tristeza del samurai", pero no he leido nada de él. Ahora me voy a animar sin duda al menos por este último, es un libro triste pero...

    Gracias y un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz!
      Muchas gracias.
      Como te he dicho en el comentario anterior, no es triste, es durísimo.
      No te pierdas tampoco "La tristeza del samurái", porque a mí me gustó aún más.
      Besos.

      Eliminar
  25. Pues con esta notaza que le pones habrá que tenerlo en cuenta. Me lo llevo apuntado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emma!
      No te pierdas el sorteo, que no creo que tarde 2 semanas en hacerlo.
      Besindios.

      Eliminar
  26. Quedé encantado con La tristeza del samurai, así que tengo apuntado este para leerlo en cuanto lo consiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro!
      Bienvenido a tu casa.
      El sábado haré una entrada para sortear dos ejemplares, por si quieres pasarte por aquí.
      A mí me gustó más la "tristeza", pero éste es un NOVELÓN.

      Eliminar
  27. Me he saltado el orden de tus reseña para ler ésta, y es que me habían hablado tan bien de la novela que quería conocer tu opinión, que como veo coincide totalmente con lo que me habían contado. Asi que ya sin ninguna duda, a por él. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángela!
      Respirar por la herida no es una novela, es un NOVELÓN. Igual que "La tristeza del samurái".
      No la dejes pasar.
      Besindios.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.